1. Definición

febrero 9, 2008

Dictadura
s.f.
1- Forma de gobierno caracterizada por la concentración del poder sin limitaciones en una sola persona o institución
2- Nación que tiene esta forma de gobierno
3- Tiempo que dura esta forma de gobierno

Los occidentales vivimos en tiempos de neurosis. El hombre común ya no sabe dónde está su lugar, no es capaz de darle un sentido trascendente a su existencia. Pasamos la vida preocupados por asuntos nimios, persiguiendo objetivos insignificantes y vacíos: la próxima televisión, el próximo coche, las próximas vacaciones, la próxima borrachera. Nuestra voluntad está orientada al deseo porque nuestro sistema económico se basa en el deseo y en su satisfacción por medio del consumo. El medio ambiente, exhausto, nos suplica compasión, pero debemos seguir explotándolo sin freno si queremos continuar con nuestro modo de vida. El sentimiento de grupo, de comunidad, ya no existe. El consenso moral se ha evaporado: la mitad de la sociedad está enfrentada a la otra mitad, no existen referentes claros en lo que respecta al bien y el mal. La gente se une a sectas, ingresa en movimientos pseudo-espirituales, colabora con ONGs, todo en un intento desesperado de rehuir el terrible vacío que siente en su interior.

Estamos solos, flotando en un limbo individualista. ¿Es posible escapar de este infierno?

Imagina un país en que el tráfico de vehículos motorizados está muy limitado: la gente respira aire limpio y se mantiene en forma desplazándose en bicicleta. A nadie le falta trabajo ni alimento, pues el Gran Líder cuida celosamente de su pueblo. Aquellos que pretenden romper la armonía social son duramente represaliados; en ningún caso la malicia de unos pocos hace peligrar el bien común. ¿Utópico? En ningún caso. Este país idílico existe, y se llama Corea de Norte.

Pero el caso norcoreano no es único. Muchas otras naciones a lo largo del pasado siglo y en la actualidad han confiado el timón de sus sociedades a líderes poderosos y compasivos que han sabido proveer a su pueblo con lo básico y principal: trabajo, comida, cobijo y un sentido para su existencia grupal. Esta página pretende celebrar la obra de aquellos adalides que comprendieron que se ha de guiar al pueblo con puño de hierro puesto que éste es débil e indeciso y no sabe lo que le conviene. Su amor y su dedicación no han de quedar sin homenaje.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.